• Hernán Saldaña

Ley de Emprendedores


Un repaso a la Ley de Emprendedores.

El miércoles 29 de marzo de 2017 fue sancionada la ley 27.349 denominada “De Apoyo al Capital Emprendedor” (LACA).

Ésta tiene por objeto el apoyo para la actividad emprendedora en el país, así como la generación de capital emprendedor.

Durante sus 68 artículos distribuidos en cinco títulos, aborda aspectos claves para el mundo emprendedor que van desde lo societario hasta lo impositivo, y haciendo especial hincapié en el financiamiento del emprendimiento.

Los cinco títulos son:

1-Apoyo al capital emprendedor

2-Sistema de financiamento colectivo

3-Sociedad por acciones simplificada

4-Otras disposiciones

5-Disposiciones generales

Analizaremos cada uno por separado.

Título 1- Apoyo al capital emprendedor.

Se subdivide en cuatro capítulos, y hace especial mención a las finalidades económicas de la ley, así como establece que la autoridad de aplicación de la misma será la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Producción.

Como un kickoff a los temas que se abordan, define los siguientes conceptos:

  • Emprendimiento

  • Emprendedor

  • Instituciones de capital emprendedor

  • Inversor en capital emprendedor

También como punto relevante, da por creado el “Registro de Instituciones de Capital Emprendedor”, que tendrá como fin llevar un control de dichas instituciones y sus obligaciones de información.

En el segundo capítulo se da lugar al Tratamiento Impositivo especial que se crea para los aportes de capital que cualquier persona (humana o jurídica), destine a emprendimientos o a instituciones de capital emprendedor.

Concretamente se trata de la posibilidad de deducirse de la determinación del impuesto a las ganancias de entre 75% y 85% del aporte realizado, con un tope del 10% de la ganancia neta del ejercicio.

Esto representa por ejemplo, que un inversor que realizó un aporte de 100 y ese ejercicio tuvo ganancias netas por 500, podrá deducir 50 de la determinación del impuesto.(100*0,75=7 > 500*0,1=50).

El % de deducción sobre el aporte varía en base a la zona donde se emplace el emprendimiento, incentivando de esta forma el financiamiento a zonas de menor desarrollo (NEA y NOA principalmente).

También se crea un certificado especial, mediante el cual las instituciones de capital emprendedor receptoras de la inversión informarán al "Registro de Instituciones de Capital Emprendedor" las sumas aportadas por el inversor, el cual será reglamentado y regulado por la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Como otras disposiciones crea deberes de información y sanciones para las infracciones sobre la norma, y modifica el regimen pyme determinando que los emprendimientos invertidos por instituciones de capital emprendedor debidamente inscriptas en el Registro de Instituciones de Capital Emprendedor serán considerados micro, pequeñas o medianas empresas, en base al cumplimiento de una serie de requisitos.

Una de las estrellas de la ley es el “Fondo Fiduciario para el Desarrollo de Capital Emprendedor”, abreviado FONDCE, el cual es un fondo que se conformará como un fideicomiso financiero y de administración, con participación público y privado, cuyo objetivo será el financiamiento de emprendimientos e instituciones de capital emprendedor.

Título 2- Financiamiento Colectivo (Crowdfunding).

Probablemente el aspecto más novedoso con que nos encontramos en esta ley fue esta nueva "herramienta financiera", la cual va a permitir a los emprendedores captar fondos directamente del público en general. Promete fomentar el financiamiento de emprendimientos a través del mercado de capitales, haciendo público y de libre acceso para cualquiera los emprendimientos que estén buscando financiamiento, y ofreciendo la posibilidad de invertir en ellos de una forma muy sencilla, y sin un monto mínimo.

La autoridad de control, reglamentación, fiscalización y aplicación será la Comisión Nacional de Valores, bajo todas las facultades que le otorga la ley 26.831 (Ley de Mercado de Capitales).

También se crean las plataformas de financiamiento colectivo, las cuales serán sociedades anónimas controladas por la CNV, cuyo objeto será poner en contacto mediante portales web a inversores con emprendimientos que solicitan financiación. Estas plataformas deberán contar con un “Responsable de plataforma de financiamiento”, el cual deberá velar por el cumplimiento de los requerimientos exigidos por CNV.

Título 3- Sociedad por Acciones Simplificada.

El punto más sobresalientes de la Ley, y el que más ha dado que hablar, fue la creación de un nuevo tipo societario, denominado "Sociedad por Acciones Simplificadas" (luego abreviada SAS para su uso corriente).

Ésta tipifica una persona jurídica nueva, con finalidad exclusiva dirigida al mundo emprendedor, y al desarrollo del emprendedurismo en la Argentina. Siendo así que se la nutre de una cantidad de cualidad excepcionales para potenciar y agilizar la creación de empresas de manera cuasi inmediata y por medios eficientes.

Los tres aspectos más relevantes que prometen las SAS son:

-Inscripción en 24hs.

-CUIT en 24hs.

-Apertura de cuenta bancaria inmediata

Además de implementar un circuito de procedimientos 100% online, que incluyen desde la inscripción y las firmas digitales, hasta la presentación de libros contables por medios tecnológicos.

La constitución podrá ser ser efectuada por una o más personas, habilitandose la posibilidad de sociedades unipersonales, y estas limitan su responsabilidad a la integración de las acciones que suscriban.

El instrumento de constitución puede ser público o privado, y a fin de agilizar el procedimiento de inscripción se contará con un modelo tipo de instrumento constitutivo preaprobado por los Registros Públicos.

En cuanto al capital social, éste se dividirá en acciones y no podrá ser menor a dos salarios mínimo vital y móvil, lo cual también es un atractivo para cualquier emprendimiento que tal vez no cuente con un capital significativo para poder aportar en un inicio.

Los libros obligatorios que debe llevar la sociedad son: Libro de Actas, Libro de Registro de Acciones, Libro Diario y Libro de Inventario y Balances. Estos deben ser en formato digital, y serán presentados por medios electrónicos, según determinen los Registros Públicos y la AFIP (a la cual se le dio participación en la reglamentación de los regímenes informativos del nuevo tipo societario).

De esta manera se configuran los principales aspectos de la Sociedad por Acciones Simplificada, de la cual se espera que mejore los estándares de eficiencia a la hora de crear una empresa y sirva de vehículo para encaminar nuevos emprendimiento de manera eficiente y eliminando trabas burocráticas sin sentido para las necesidades actuales de los nuevos empresarios de la era digital.

Título 4- Otras disposiciones.

Bajo esa título la ley crea el “Programa Fondo Semilla, bajo la órbita de la Secretaría de Emprendedores, que tendrá como objetivo capacitar y financiar a aquellos emprendedores que pretendan dar inicio a un proyecto nuevo.

Dicho programa brindará asistencia técnica y financiera a los emprendimientos, los cuales serán canalizados mediante incubadoras. Las prestaciones financieras que se ofrecerán podrán ser créditos blandos, aportes no reembolsables, u otros instrumentos a determinar.

Título 5- Disposiciones Generales.

Se crea el “Consejo Federal de Apoyo a Emprendedores”, el cual tendrá participación tanto pública como privada, y será dirigido por la Secretaría de Emprendedores del Ministerio de Producción, la cual definirá los objetivos, así como los instrumentos más adecuados para promover la cultura emprendedora en el país.

El Consejo contará con un representante del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, otro del Ministerio de Producción, y uno por el Ministerio de Desarrollo Social.

También habrá seis representantes del Poder Legislativo Nacional, y cuatro representantes de las instituciones de apoyo a la actividad emprendedora en el país.

Este título también establece un trabajo conjunto entre la autoridad de aplicación de la ley, y el Ministerio de Educación y Deporte, basado en incorporar diseños curriculares en los distintos niveles y modalidades que promuevan la cultura emprendedora.

Y con esto damos fin a un breve repaso sobre los principales aspectos de la ley de Apoyo al Capital Emprendedor, la cual esperamos sea un importante avance para el emprendedurismo en la Argentina.

Dr. Saldaña Hernán (CPN)


111 vistas